Los cambios durante la cuarentena pueden ser psicológicos, hormonales y físicos

Visitas: 164

Escuchamos la palabra cuarentena sin siquiera saber lo que significa. En muchas ocasiones, nos lleva a sentir ansiedad el solo hecho de pensar en el aislamiento. Sin embargo, es importante saber que solo es social y no emocional, que en estos tiempos con la era de la tecnología y de las redes sociales, podemos sobrellevarlo y seguir en comunicación.

El estar en nuestra casa nos puede generar vivir cosas diferentes. El estrés nos puede a afectar a nivel emocional, sentimos que no entendemos lo que sucede, entramos en negación y, como consecuencia, no cumplimos con las recomendaciones del sector salud o de entes oficiales como la Organización Mundial de la Salud (OMS). Nos llenamos de incertidumbre, corremos el riesgo de caer depresión, sufrimos cambios emocionales que de una u otra manera influyen en nuestro cuerpo.

Para la Dra. Maryory Gómez ginecobstetra y especialista en láser para cirugías y patologías ginecológicas: “Cuando estamos sometidos al estrés de forma crónica se pueden sentir cambios como estreñimiento, dolor de cabeza, alteración en ciclos menstruales. Y aún cuando se toman píldoras anticonceptivas de forma correcta, pueden aparecer manchas durante los ciclos o sangrado irregular, aumento de peso, fatiga o debilidad, caída del cabello, aparición de alergias. El estrés además afecta la relación de pareja por la disminución de la líbido o del deseo sexual”.

Para evitar ser víctima del estrés es importante seguir algunas recomendaciones:

  • Estar informados de entes oficiales como la OMS
  • Disminuir el uso de redes que contengan información del COVID-19
  • Seguir las recomendaciones pautadas en cada país.
  • Concientizar que la salud mental es igualmente importante que la física, muchas veces no se le presta atención y es la que finalmente termina generando cualquier enfermedad.
  • Compartir con la familia y hablar con amigos. Es el momento de darle la importancia a la tecnología.
  • Establecer rutinas en el día.
  • Compra los alimentos que sean necesarios, sanos y contengan todos o la mayoría de los nutrientes.
  • Hacer ejercicio.
  • Reinventar el trabajo.
  • Tomar unos minutos de sol, esto permite activar Vitamina D, mejorar el sistema inmunológico, disminuir la ansiedad y depresión.

No nos queda más que vivir un día a la vez y si por un momento pensaste que no te alcanzaba el tiempo, este es el momento. Puede conocer más de este tema a través de www.ginecoestetica.com.