El bruxismo un apretar de dientes cuando duerme, puede ser peligroso

Aunque muchos no se hayan dado se puede estar sufriendo de Bruxismo, con consecuencias sin percatarse de la gravedad.

Es lo que algunos llaman un estar apretando y rechinando sus dientes mientras duermen, o cuando consultan al médico por dolor en la musculatura facial, la cual es una causa frecuente de consulta.

Según la Doctora Adriana Sabogal, especialista en Cirugía Oral y Maxilofacial adscrita a Colsanitas, “aunque el bruxismo no es una patología o un trastorno en sí mismo, este hábito de apretar, frotar y rechinar los dientes superiores con los inferiores repetitiva e inconscientemente durante el sueño o cuando se está despierto, genera preocupación por el riesgo de lesiones dentales permanentes y el dolor e hipertrofia de los músculos”.

Las causas del bruxismo son multifactoriales en las que intervienen aspectos sicológicos, psicosociales y físicos. El bruxismo puede presentarse en pacientes con problemas neurológicos, o que tengan una lesión cerebral o un trastorno degenerativo del movimiento como el Parkinson. También puede aparecer en personas que tienen trastornos del sueño, historial de abuso de drogas, o como un efecto secundario del suministro de un determinado medicamento, especialmente psiquiátrico.

 

Riesgo de daños permanentes del bruxismo

  1. Los casos leves de bruxismo pueden no producir molestias y no requerir tratamiento, pero en casos severos tiene profundas manifestaciones a nivel intraoral y facial.
  2. Los dientes pueden desgastarse, aplanarse, fracturarse y reducir su tamaño significativamente.
  3. Todo esto lleva a que se pierdan los tejidos dentarios y aumente la sensibilidad, desencadenando dolor e incomodidad por el frío o al masticar determinados alimentos. Incluso, la frotación constante puede dañar restauraciones dentales a las que se haya sometido el paciente en anteriores ocasiones.
  4. La actividad muscular exagerada derivada de rechinar los dientes los puede aflojar y a la vez debilitar las encías y el hueso, que son estructuras de soporte de los dientes. Entretanto, en la mucosa de la mejilla se puede presentar algunas lesiones pequeñas similares a una mordida.
  5. Por el bruxismo nocturno, la persona puede despertar en la mañana con dolor cervico craneal y mandibular, y sentir un dolor similar al de oído. Cuando es tan intensa la actividad muscular se pueden inflamar su cara y cuello. Twitter:@notillano Web:notillano.com

Leave your comments

Post comment as a guest

0
terms and condition.

Comments