Dermatitis perioral: síntomas y tratamientos

La dermatitis perioral es una enfermedad de la piel. Comparte síntomas con otras patologías como la rosácea y puede generar confusión. En este artículo te contamos cuáles son sus síntomas y el tratamiento adecuado.

Se denomina dermatitis perioral a la enfermedad dermatológica que se manifiesta intensamente alrededor de la boca. De esa localización deriva su nombre y su característica principal. También puede nombrarse como dermatitis peribucal.

Es una patología que comparte síntomas con otras más reconocidas, como el acné, la rosácea, la dermatitis por contacto y hasta el herpes zóster. De allí la importancia del diagnóstico adecuado para emplear el tratamiento preciso.

La dermatitis perioral no es contagiosa. Quien la padece no es capaz de transmitirla por contacto a otra persona. Tampoco es una enfermedad que pueda catalogarse como peligrosa. La mayor afectación es estética y de calidad de vida.

Los más afectados resultan ser las mujeres jóvenes y los niños en una presentación particular de la enfermedad. Se ha notado un aumento de la afectación en los últimos años, sobre todo en países industrializados. Esto se asocia al uso intensivo de cremas cosméticas.

Causas de la dermatitis perioral

No está clara la etiología de esta enfermedad. Se asume que sucede en personas con cierta predisposición a las alergias cutáneas. La piel sería más sensible a la acción de determinadas sustancias que provocarían los síntomas. Las sustancias que la ciencia ha identificado como desencadenantes son:

Cremas con corticoides: de las que se aplican en el rostro.

Pasas dentífricas: aquellas que se comercializan con flúor.

Cremas cosméticas variadas: desde maquillajes hasta protectores solares.

Esteroides para uso nasal o respiratorio: inclusive indicados en patologías como el asma.

También se asocia con una mala higiene del rostro, ya sea por falta de lavado adecuado o por el uso de jabones que no son los indicados. Entre los infantes, por supuesto, los padres desempeñan un rol fundamental para evitar la dermatitis perioral a través de la higiene.

Tratamiento

La base del tratamiento de la dermatitis perioral es evitar los desencadenantes. Cuando ya están presentes las lesiones, las medidas generales tienen que ver con el alejamiento de los posibles factores causales. De todas formas, el alejamiento debe ser gradual para evitar síntomas de rebote.

Estas medidas deberían mantenerse aun cuando las lesiones hayan desaparecido, ya que quien padeció una vez la enfermedad tiene altas probabilidades de volver a padecerla. Lo principal sería:

Utilizar sólo algunos cosméticos dermatológicamente testeados con ingredientes que ya hayan sido probados en la propia piel.

Tomar la rutina de lavarse la cara todas las noches.

Secar la piel con cuidado, sin frotaciones ni fricciones, y secándose con toallas de tela no irritante

Utilizar cremas hidratantes que no posean corticoides entre sus componentes.

Si el médico así lo determina, se pueden utilizar antibióticos para eliminar las lesiones activas. Los medicamentos más utilizados son las tetraciclinas y la eritromicina, ya sea localmente en cremas o como tratamiento vía oral.

Fuente: Mejor con Salud