Amenazas contra líderes de la FARC agravan situación de excombatientes

Bogotá. (EFE). Las amenazas de muerte a líderes del partido FARC denunciadas ante la Fiscalía colombiana enturbian aún más el panorama del acuerdo de paz y especialmente de los exguerrilleros que dejaron las armas, de los cuales al menos 140 han sido asesinados desde noviembre de 2016.

La denuncia la presentó el senador Julián Gallo, conocido en su época de guerrillero como "Carlos Antonio Lozada" y que en la actualidad es uno de los líderes de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC)..

 "Vinimos a denunciar ante la Unidad Especial de Investigación de la Fiscalía acerca de unos mensajes de texto que han circulado y que a nuestro modo de ver de alguna manera evidencian que pueda haber un plan para atentar contra los dirigentes del partido FARC", dijo Gallo a periodistas.

El objetivo de su denuncia es que se abra una investigación en la que se pueda determinar cuál es el origen de los mensajes y qué es lo que buscan los remitentes "con esos textos", en los que "hay nombres muy precisos" de los líderes del partido amenazados.

La secuencia de homicidios trae a la memoria el exterminio del que fue objeto la Unión Patriótica (UP), un partido que se creó en 1985 como parte de un intento de acuerdo de paz de las FARC con el entonces presidente colombiano Belisario Betancur (1982-1986).  En los años siguientes a la creación de la UP fueron asesinados más de 4.000 de sus militantes, incluidos los candidatos presidenciales Jaime Pardo Leal (1987) y Bernardo Jaramillo Ossa (1990).

Por esta situación muchos de los miembros de ese partido se exiliaron y regresaron al país en los últimos años gracias al acuerdo de paz, que se firmó el 24 de noviembre de 2016.

Es por ello que el senador Gallo lamentó que el Estado no haya logrado garantizar la vida de quienes firmaron la paz, pues denunció también que hay "una serie de amenazas que han generado el desplazamiento" de los exguerrilleros de los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación, en donde los excombatientes completan su regreso a la sociedad.

También condenó que el programa de seguridad para los exlíderes de las FARC, a cargo de la Unidad Nacional de Protección (UNP) que depende del Ministerio del Interior, esté fallando.

"Nos comunicaban los compañeros de la mesa técnica de seguridad, que es la instancia que está adscrita a la Unidad Nacional de Protección y tiene a cargo la seguridad nuestra, que el programa viene fallando, entre otras cosas, porque a veces los vehículos no tienen ni siquiera el combustible para moverse", detalló. Twitter@notillano  Web:notillano.com (EFE)

Leave your comments

Post comment as a guest

0
terms and condition.

Comments