Incierta la carretera a Bogotá. Ni hay garantías y lleva dos días cerrada

Desesperación y una situación incierta mantienen más de un centenar de personas que desde el lunes se encuentran atrapados en la carretera a Bogotá en medio de dos gigantescos derrumbes.

No hay una salida inmediata y desde las primeras horas de hoy maquinaria y personal de obreros tratan de evacuar a quienes se encuentran ya dos días en la vía.

Desde ayer retiraron la maquinaria y el personal que trabaja en el k58 por desprendimientos de tierra, piedra y lodo en el sector.

La gobernadora Marcela Amaya sufrió las consecuencias de la emergencia al quedar en la capital del país son posibilidad de desplazamiento al Meta por los derrumbes, para presidir una reunión de la veeduría, MinTransporte, ANI, y Coviandes.

Edgar Aroca, miembro de la Veeduría dijo que durante la cumbre de instituciones que tienen relación con el corredor vial, no escucharon a los representantes del Gobierno y a Coviandes, pero en resumen no hay una salida inmediata al problema y solo concluyeron en pedir a quienes están atrapados en la vía, tener paciencia.

Se dijo que están trabajando en el Kilómetro 64+200 pero aparecieron nuevos putos críticos que no han sido tenidos en la cuenta para trabajar en ellos.

Un Plan de emergencia fue solicitado directamente por la gobernadora Marcela Amaya para establecer un puente aéreo con Bogotá, pero al momento no se ha tenido respuesta del Gobierno nacional.

El Gobierno departamental y la veeduría hacen un llamado a agilizar las obras en la vía para evitar los cierres cuando llueve y buscarán reunirse con la veeduría de Cundinamarca y Gobernación de ese departamento para que entre instituciones y comités declaren la calamidad pública por los derrumbes y bloqueos en el corredor vial que conecta a la Orinoquia con el centro del país.

Twitter: @notillano  Web: notillano.com – Villar

Leave your comments

Post comment as a guest

0
terms and condition.

Comments